Sopa fría de remolachas

Por
 

Despues del riquísimo tiramisú de la semana pasada se nos ocurrió ahora hacer esta sopa fría o gazpacho de remolachas. Es fresca y especial para acompañar unos fiambres o una picada. Así la serví para unos amigos después de las fotos (una deuda que tenemos con nuestros amigos y algunos suscriptores es una invitación a que vengan a ver como cocinamos y hacemos las fotos del blog les prometemos que pronto lo organizaremos).

La sopa de remolachas era un clásico en nuestra casa en invierno, caliente y con crema y ciboulette.

Mamá la servía después de las perdices en escabeche que preparaba para sus amigos durante toda la temporada de caza de Mayo a Agosto . Papá iba a campos de amigos todos los fines de semana y traia perdices y liebres.

Era el deleite de todos.

Tantos recuerdos, hace añares que no como perdices pero para el invierno, que es su temporada espero conseguir y hacemos escabeche o la otra receta con las perdices envueltas en panceta ahumada. Habrá que esperar hasta que vuelva el frio y ahora con el calor va algo fresco!

Esta sopa fria es tan rica como el gazpacho clásico que preparó Ernesto Oldenburg para el menú de Azul, el restaurant del hotel Aguará y también nos propone un gazpacho con tomate y sandía que lo compartió con Caro su mujer y “ la Checa” su madre y nos sugiere que lo tomemos con el espumante Extra Brut de Casa Bianchi y según dice quedó genial.


Gazpacho de tomate (Foto Gentileza Hotel Aguara)

Porciones

Ingredientes para 4 porciones

Ingredientes

  • 4 remolachas medianas
  • 1 cda de aceite de oliva
  • 1 cebolla chica cortada en juliana
  • 1 cucharadita de vinagre de vino blanco
  • ½ cucharada de azúcar
  • 1 taza de agua
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado
  • Jugo de 1 naranja grande
  • 1 cdita de jugo de lima
  • sal y pimienta
  • 80 g de queso feta de vaca o de cabra
  • 3 cucharadas de almendras peladas , fileteadas y tostadas

Procedimiento

  1. Lavar y hervir las remolachas en agua con muy poca sal.
  2. Cuando estén tiernas pelarlas con las manos debajo del agua fría. Reservar.
  3. Cocinar las cebollas en una sartén con el aceite de oliva a fuego mediano sin moverlas demasiado, cuando empiecen a tomar algo de color revolver, rociar con el vinagre y agregar el azúcar, dejar cocinar a fuego mínimo hasta que se caramelicen.
  4. Agregar al agua y cuando hierva retirar del fuego.
  5. Procesar las remolachas con una procesadora de mano agregando el jengibre, el jugo de naranja, el de lima, sal, pimienta y las cebollas con todo su líquido.
  6. Dejar enfriar, y servir con el queso feta desgranado y las almendras .
  7. Se puede reemplazar el queso feta por queso crema y agregarle ciboulette

Portions

Ingredients

Method

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *