Esta semana de mucha emotividad musical, pensaba cómo la comida también acompaña con sus sabores y aromas ciertos momentos de la vida que se nos graban y tenemos incorporados. Una de esas cosas para mí son las empanadas salteñas. Claro, con padre salteño no cabe mucha alternativa. A pesar de eso, no era él quien las preparaba,mas allá de que sí las traía en sus visitas por su tierra, en una cajita directa del avión a la heladera. La que las preparaba era Neria.
Continuar leyendo

Sopa, otra vez sopa!  Siempre me acuerdo de los cuentos de la familia, mi abuela materna  y sus muchas hermanas Jujeñas , cuando comentaban la cantidad de comida que se preparaba todos los días y una de ellas era la sopa o caldo, infaltable tanto al medio dia como a la noche. En Santiago del Estero cada vez que voy a visitar a la otra parte de la familia, haga frio ( pocas veces…) o calor ( siempre!) después de la comida se sirve sopa Continuar leyendo

Seguramente no todos los que nos siguen saben lo que son los Varenikes. Yo los conozco porque mi abuela era polaca-judía y no se bien de donde vienen (en Internet hay diferentes versiones de su origen y recetas) pero siempre crecí pensando que tenían una raíz principalmente judía. Lo que si coinciden todos es que tiene origen en los países de Europa del Este.

Continuar leyendo

A Pedro Lambertini lo vi por primera vez en la señal de el Gourmet (http://elgourmet.com/chef/pedro-lambertini) . Me encantó su programa y su forma de preparar cosas ricas, siempre con productos naturales y orgánicos. Tiene una extensa carrera siendo tan joven y aprendió al lado de grandes como Beatriz Chomnalez, Germán Martitegui o Fernando Trocca.

Continuar leyendo

Marcela tiene algo genial, siempre me sorprende con algo sencillo que me parece que debe llevar horas prepararlo y es más simple de lo que pensaba. Claro, es verdad que una profesional como ella siempre tiene todo pensado, organizado y cuando preparamos las recetas todo esta prepreparado y parece más sencillo de lo que es.

Continuar leyendo

Confesé la semana pasada mi poco conocimiento de las vieiras y muchas fueron las réplicas y comentarios : desde mi madre que me recordó  lo complicada que era con la comida que me perdí de probar las buenísimas de Mar del Plata a mi amiga Karina que me contó lo exquisitas que las preparan  en el restaurante de su cuñado en Usuhaia, Kaupe (http://www.kaupe.com.ar/, esperemos poder conocerlo algun día). Pero también hubo casualidades: Vieiras  en la  revista de La Nación del domingo y hasta pesca y preparación en el programa de Nigel Slater en BBC (excelente programa de la BBC que recomiendo).

Por eso, después de tanta humillación, este es el post del que sí puedo escribir con muchísimo conocimiento : los Panqueques. Me acuerdo perfectamente cuando probé y conocí esta exquisitez : en la antigua cantina La Bambola, en Jorge Newbery y Niceto Vega, ahí en la otra cuadra de DonDavid, esos tradicionales e incondicionales almuerzos de domingo en familia. Me encantó tanto cuando me lo hicieron probar (si, porque a pesar de que era dificil con la comida, como resistirse al aroma de un panqueque recién hecho con el azúcar quemada?), que fue lo primero que aprendí a hacer bien de chica. No tenía que pedirlos! Me los hacía yo misma. Y después vino la torre de panqueques en cuanto cumpleaños tenía, se fue perfeccionando con el dulce de leche caliente y el chocolate y las frutas y hoy es un clásico de todos mis cumpleaños. Creo que es mi marca y han pasado por festejos de colegio, facultad, trabajos y amigos desde hace años. Y NUNCA fallan.

Continuar leyendo