Es complicado pensar un menú para preparar para la familia que sea nutritivo pero que además todos queden satisfechos. Leemos cientos de publicaciones nutricionales que sugieren comer pescado (nos piden al menos una vez por semana!!) pero lo cierto es que no es tan facil conseguirlo, ni siquiera prepararlo. O por lo menos es un tema cultural. Como argentinos, nuestra mesa está acotumbrada principalmente a las carnes rojas o al pollo, y el pescado siempre queda relegado. En mi casa suele costar salir del filet de merluza a la romana.

Continuar leyendo